Migración Completa de un Datacenter a Azure

Encora Webinar. Migración de un Datacenter a Azure

Queridos amigos de Encora TV, os queremos presentar un nuevo capítulo de Encora Webinar realizado en febrero de 2021 que queremos compartir con vosotros en Encora TV.

Nuestro CTO, Nacho Bellido, nos explicó todo lo que necesitamos saber para completar el proceso de migración de un Datacenter a Azure con éxito.

¿QUÉ ES AZURE?

Azure puede ser definido como un nuevo centro de procesamiento de datos (CPD) que se integra dentro de una empresa de manera similar a una delegación adicional si hay múltiples delegaciones, o a otro CPD si existen varios CPDs. En el caso de tener un único CPD y considerar la migración completa de éste a Azure, Azure se convertirá en una parte integral de la empresa.

Si contamos con diversos puntos de conectividad, Azure puede desempeñar el papel de nuestro centro central debido a su probable mayor ancho de banda y capacidad de expansión en términos de recursos y medios disponibles. En comparación con nuestro CPD local, Azure ofrece un potencial de crecimiento mucho más amplio.

Es importante abordar Azure como un CPD convencional, con características similares. ¿Qué incluye? Exactamente lo mismo que un CPD tradicional.

Por ejemplo, al establecer una nueva oficina, se necesitará cableado, infraestructura, redes virtuales, entre otros elementos. También se requiere comprender la necesidad de direccionamiento IP. ¿Cuántas direcciones IP se necesitarán? Tantas como se requieran en una sede normal.

Esto significa que si en la sede principal se precisa segmentar el tráfico para servidores de producción, desarrollo y puestos de usuario, toda esa segmentación debe transferirse a Azure. ¿Por qué? Porque Azure forma parte integral del CPD y, para garantizar un funcionamiento óptimo, es la mejor forma de proceder. En resumen, un buen diseño es fundamental en Azure.

Si se parte de un diseño sólido, todo el proceso se volverá más ágil y sencillo.

Estos son algunos de los principales servicios que Azure ofrece, brindando a las organizaciones la capacidad de escalar sus recursos, garantizar la continuidad del negocio y simplificar la administración de sus operaciones de TI:

  1. Extensión del centro de procesamiento de datos (CPD): Azure ofrece la posibilidad de ampliar el centro de procesamiento de datos de una organización, permitiendo un crecimiento escalable sin precedentes. A diferencia de un entorno local, donde es necesario dimensionarse para acomodar el máximo nivel de crecimiento y sufrir una pérdida de capacidad de uso cuando se reducen los recursos, Azure proporciona una infraestructura en la nube que se adapta dinámicamente a las necesidades del negocio.
  2. Virtualización de escritorios: Azure permite la virtualización de escritorios, lo que proporciona una flexibilidad excepcional para escalar el número de usuarios. Si hoy se requieren 50 escritorios, pero mañana se necesitan 100 y al día siguiente se reduce nuevamente a 49, Azure permite realizar estos ajustes sin dificultad. En un entorno local, esto implicaría una planificación anticipada y la dedicación de recursos adicionales, mientras que en Azure se pueden gestionar fácilmente los cambios de capacidad de forma eficiente.
  3. Centro de respaldo ante desastres: Azure ofrece la capacidad de tener múltiples centros de procesamiento de datos (CPDs) distribuidos geográficamente en todo el mundo. Esto brinda una mayor seguridad y resiliencia ante posibles desastres. Con la opción de seleccionar CPDs en diferentes regiones, como Latinoamérica, Europa, Estados Unidos y Asia, es posible implementar la replicación geográfica y contar con un centro de respaldo confiable.
  4. Centralización de procesos de copia de seguridad: Azure proporciona una plataforma centralizada para la gestión de copias de seguridad. Esto significa que se pueden realizar y administrar copias de seguridad de forma eficiente desde un único lugar, sin importar la ubicación física de los datos. La centralización simplifica las operaciones de copia de seguridad y permite una recuperación rápida y confiable en caso de pérdida de datos.

¿QUÉ NOS OFRECE AZURE?

Azure, desarrollado por Microsoft, es un ecosistema ampliamente utilizado en el entorno empresarial. En aproximadamente el 90% de las empresas con las que colaboramos, los entornos informáticos se basan en tecnologías de Microsoft. Aunque en algunos casos se emplean servidores Linux, es común que los servicios de directorio activo se ejecuten en máquinas Windows.

La mayoría de las máquinas destinadas a ejecutar servicios sin restricciones, como servidores de nombres de dominio (DNs), varias instancias de SQL y acceso a servidores de archivos, suelen ser sistemas operativos Windows.

Entonces, ¿cuál es la ventaja de integrarse con Azure? La integración es fluida y nativa. Es decir, al utilizar Azure en conjunción con un directorio activo existente, es posible aprovechar la infraestructura ya establecida. En Azure, se pueden encontrar servicios como Directorio Activo, servidores Windows, servidores Linux, bases de datos y servidores de archivos, entre otros.

Mediante el uso de Azure, se pueden lograr los siguientes beneficios:

  1. Optimización de costos:

En el entorno de la nube, el control de costos difiere del entorno local. Es necesario tener un exhaustivo control del uso de recursos. Por ejemplo, consideremos una aplicación de nóminas típica que solo se utiliza una vez al mes. No es necesario mantenerla activa durante todo el mes si no se va a utilizar. Sin embargo, puede resultar más beneficioso tenerla activa durante períodos puntuales de tres días, para evitar que los usuarios se quejen de un rendimiento lento.

Con Azure, es posible implementar un grupo de escalado que se ajuste automáticamente al número de usuarios conectados, creando más máquinas y asignando más recursos según sea necesario, durante los días requeridos.

  1. Entorno seguro:

Azure proporciona diversas herramientas de control, tales como Security Center, seguridad gestionada con recomendaciones de seguridad, inventario, control de parches, Azure Defender y otras herramientas para asegurar las cargas de trabajo. Existen múltiples opciones disponibles, las cuales se abordarán en mayor detalle más adelante.

  1. Escalabilidad del entorno:

En Azure, el crecimiento es prácticamente ilimitado. Se pueden utilizar diferentes tipos de servicios, como IaaS, PaaS y SaaS, según las necesidades específicas. Es probable que se utilice IaaS, mientras que la elección entre los otros dos dependerá de la estrategia de migración y adopción de cada organización.

  1. Entornos de prueba y desarrollo:

Este es un servicio ampliamente utilizado. Muchos clientes cuentan con un entorno de desarrollo crucial que posteriormente requiere mucho trabajo por parte del equipo de TI. En Azure, es posible crear un entorno cerrado llamado SandBox, que no afecta la producción y puede ser administrado por el equipo de desarrollo.

Esto les permite realizar cambios sin interferir con otros sistemas y con un control de gastos establecido. Por lo tanto, ¿es posible implementar entornos de desarrollo para realizar pruebas? Sí, sin ningún problema. ¿Se mantienen bajo control en todo momento? Absolutamente.

NUESTRO ENTORNO

En el entorno empresarial convencional, es común trabajar con una serie de elementos fundamentales. Si bien el tamaño de las empresas puede variar considerablemente, todas ellas se basan en los siguientes aspectos:

  1. Conectividad interna: Las empresas cuentan con redes virtuales o físicas en su entorno On-Premise, las cuales son escalables hacia la nube. Estas redes permiten la comunicación y el intercambio de datos entre los diferentes equipos y departamentos dentro de la organización.
  2. Conectividad con el exterior: Además de la conectividad interna, es esencial establecer vínculos con el entorno externo. Esto implica la capacidad de interactuar y comunicarse con otras organizaciones, proveedores, clientes y usuarios finales, a través de diversos canales y plataformas.
  3. Infraestructura de servidores y servicios: Independientemente del tamaño de la empresa, es común contar con una infraestructura de servidores y servicios necesarios para respaldar las operaciones y actividades comerciales. Estos servidores pueden albergar aplicaciones, bases de datos y otros sistemas críticos para el funcionamiento de la empresa.

En resumen, estos son los elementos fundamentales que se encuentran presentes en la mayoría de las empresas, independientemente de su tamaño o sector.

En base a lo expuesto, nos dedicamos a realizar los siguientes procedimientos:

Identificamos una serie de “escenarios tipo”.

¿Qué se entiende por “escenarios tipo”? Estos pueden abarcar desde migraciones de servidores hasta bases de datos, sin importar si se trata de VMware, Hyper-V, Linux o versiones anteriores de Windows que ya no tienen soporte. En resumen, es posible migrar cualquier sistema. Contamos con una lista oficial de escenarios tipo.

Todo esto se fundamenta en el hecho de que, en última instancia, el núcleo de las empresas suele ser similar, aunque algunas posean 20 servidores y otras cuenten con 20,000. Ahí radica la principal diferencia. En consecuencia, las fases de migración varían en función de esta distinción.

FASES DE UN PROYECTO

De acuerdo con el entorno propuesto, nos gustaría identificar las fases clave que intervienen en un proyecto de esta naturaleza.

En primer lugar, es fundamental realizar una auditoría exhaustiva del entorno. Sin tener un conocimiento completo de lo que estamos abordando, será difícil lograr el éxito deseado.

Una vez completada la auditoría, procederemos a realizar un diseño detallado.

La gobernanza y la identidad son dos aspectos de suma importancia en este proyecto.

La gobernanza debe estar presente desde el inicio del proyecto, es decir, en la fase de auditoría. Su función consiste en recopilar prácticas recomendadas y establecer formas de llevar a cabo el proceso de migración en Azure.

Será necesario diseñar una infraestructura que sea adecuada tanto para el presente como para el futuro. Esto implica asegurarse de que pueda soportar 20 escritorios en la actualidad, así como adaptarse a posibles migraciones de cargas de trabajo en los servidores o la inclusión de O365 en el futuro, en caso de no estar presente actualmente.

La gobernanza debe aplicarse a todos los niveles del proyecto, incluso desde el nivel más básico.

  • Gestión de accesos
  • Gestión de identidades

Realizamos estas tareas de forma habitual. Sin embargo, dado que son actividades extensas que abarcan mucho tiempo en Azure, hemos adoptado un enfoque de fases para dividirlas en diferentes puntos de acuerdo a los objetivos establecidos.

Por ejemplo:

¿Cuáles son los objetivos que deseas alcanzar en los primeros cuatro meses?

Diseñaremos un plan de gobernanza sólido para asegurarnos de tener un conjunto de medidas reconocibles en los primeros meses. Es decir, cuando lo evaluemos, podremos determinar que hemos alcanzado el punto de seguimiento acordado y continuar avanzando.

A partir de ahí, podremos establecer los objetivos que deseamos lograr en el siguiente punto. Quiero abordar aspectos relacionados con las redes, la conectividad externa, interna y la seguridad (la capa de seguridad también debe incluirse rápidamente en el proceso).

En Azure, disponemos de roles específicos y podemos aplicar los filtros de roles que necesitemos. Incluso podemos llegar a los detalles más específicos y, si ninguno de los roles predefinidos se ajusta a nuestras necesidades, podemos crear uno personalizado según la demanda. Podemos programar el rol utilizando PowerShell. Existen comandos específicos para ello: los programamos, los empaquetamos en un formato JSON, los cargamos y así obtendremos nuestro rol. Tenemos un control total sobre este proceso.

En cuanto a la seguridad y el acceso al PIN, no necesitamos compartir contraseñas. Como administrador, puedo eliminar información, ya sea por error o si dejo mi equipo desprotegido y alguien la borra, entre otros casos. En lugar de eso, si deseo eliminar algo específico, debo solicitar un escalado para llevar a cabo dicha acción. El acceso solicitado me permite únicamente borrar o crear esa parte específica.

Con base en esta dinámica, voy realizando solicitudes, lo cual se asemeja a un doble factor para todos los procesos. Es extremadamente conveniente de utilizar. Al principio, puede parecer que se requiere más tiempo para gestionar las solicitudes, pero luego uno se da cuenta de que es muy ágil y fácil de administrar, además de ser rápido. Sobre todo, brinda la seguridad de que, si alguien se infiltra, no podrán crear, eliminar o modificar ninguna estructura o máquina, etc.

La transformación del servicio en la nube implica más que simplemente migrar servidores existentes a Azure. Simplemente copiar y pegar los servidores sin aprovechar los servicios disponibles en la nube no conllevará beneficios significativos. Los servidores seguirán funcionando como antes, sin automatización ni optimización.

Entonces, ¿qué se debe hacer? La clave radica en la transformación de los servicios.

Después de transformar los servicios, podemos proceder a replicarlos. Durante este proceso, es importante tener en cuenta varios factores que pueden indicar que las máquinas están sobre dimensionadas. Al replicar los servidores en Azure, no debemos sobre dimensionarlos nuevamente. Por ejemplo, si un servidor local tenía 32 GB de RAM, Azure nos informará que solo se utilizan 8 GB y no es necesario asignarle los 32 GB completos. Sin embargo, si en algún momento puntual se requieren los 32 GB, las máquinas en la nube pueden adaptarse y ajustarse según las necesidades, permitiendo aumentar o disminuir la capacidad temporalmente. Durante la replicación, se pueden identificar oportunidades de mejora en el servicio.

Una vez que hayamos realizado todas estas acciones, estaremos listos para la puesta en producción.

Podemos arrancar una máquina replicada en un entorno de prueba aislado, sin afectar la producción. Esto nos permite evaluar cómo se ha replicado la máquina. Podemos conectarnos a través de un terminal, acceder a los archivos, leerlos, moverlos, etc. Luego, decidimos si deseamos ponerla en producción o no. En otras palabras, desconectamos la máquina local y comenzamos a trabajar con la versión replicada en la nube.

Después de esto, es importante establecer una gobernanza adecuada y buscar continuamente la mejora y evolución del servicio.

La automatización de procesos desempeña un papel fundamental en esta etapa. Por ejemplo, en lugar de implementar un servidor de actualizaciones de Windows (WSUS), en Azure podemos utilizar un servicio integrado que permite tener un WSUS personalizado. Podemos crear un grupo de servidores y especificar cómo se aplican las actualizaciones. Además, antes de aplicar una actualización, podemos tomar un snapshot como respaldo por si algo sale mal. Si la actualización se realiza correctamente, podemos eliminar el snapshot.

También es recomendable establecer grupos de disponibilidad si se esperan crecimientos o si se necesita alta disponibilidad. Por ejemplo, si una aplicación es crítica y debe estar siempre disponible, podemos tenerla en dos ubicaciones diferentes a nivel mundial o en dos centros de datos en diferentes regiones, como Europa, LATAM o EE. UU.

ESTIMACIÓN DE COSTES

A continuación, presentamos un ejemplo basado en un entorno compuesto por 7 máquinas y 7 servidores, cada uno con las capacidades detalladas en la imagen adjunta. Cabe mencionar que esta estimación incluye la licencia de Windows y una conexión VPN. Es importante destacar que no se ha realizado ninguna transformación adicional en este escenario.

Tomaremos los 7 servidores de un cliente, junto con una VPN para establecer la conexión, y los migraremos a Azure. No realizaremos ninguna transformación ni cambio en los roles de los servidores. Simplemente los encenderemos. ¿Cuál sería el costo mensual aproximado? Aproximadamente 1.300€ al mes, considerando una reserva de servicio a 3 años y un total de 730 horas de cómputo (estimado).

¿A qué nos referimos con una reserva de 3 años? En Azure, existe el concepto de “instancia reservada”, el cual implica que podemos notificar a Microsoft que planeamos mantener esta infraestructura desplegada durante 1 año, lo cual nos otorga un descuento especial. Al comprometernos a utilizar sus servicios durante ese año, se nos ofrece un precio reducido de aproximadamente un 33%. Si decidimos extender ese compromiso a 3 años, el descuento aumenta a alrededor del 50%.

Cabe señalar que, en este ejemplo, no hemos considerado la transformación. Por lo general, en nuestros proyectos, establecemos estimaciones más elevadas debido a la complejidad de la transformación. Sin embargo, la realidad es que el costo final para el cliente suele ser considerablemente inferior a lo estimado inicialmente.

HERRAMIENTAS

AZURE MIGRATE

Esta herramienta es una parte integral de Azure Site Recovery.

Dependiendo de si estamos tratando con dos, doscientas o dos mil máquinas, contamos con diferentes herramientas u opciones.

Otra opción disponible es Azure Site Recovery, que es mucho más potente. Se utiliza para replicar entornos en situaciones de desastre. Estos entornos se replican en tiempo real con Azure. Dentro de Site Recovery, hay un módulo llamado Azure Backup, y entre ellos comparten una evolución llamada Azure Migrate, que es una versión más limitada de Azure Site Recovery. Con Azure Migrate, podemos realizar replicaciones perfectas y, en lugar de llevar a cabo una recuperación de desastres, realizar una migración.

Aparece un menú desplegable que nos permite elegir si estamos realizando una recuperación de desastres o una migración.

Tenemos las siguientes opciones:

  1. Linux y Windows
  2. SQL y otras bases de datos compatibles
  3. Otros escenarios, como aplicaciones, escritorios anteriores de Windows Virtual Desktop, Remote Desktop, etc.

Existen muchos escenarios preconfigurados de migración, pero también podemos personalizarlos según nuestras necesidades habituales. Azure se integra con proveedores externos, lo que nos permite crear entornos de migración más sólidos.

Sistemas operativos:

Existe una opción llamada “beneficios híbridos en la nube“. Si tenemos un contrato de Software Assurance con Microsoft, obtendremos un descuento en los servidores que migraremos. En otras palabras, no tendremos que pagar la licencia de Windows en los servidores que implementemos en Azure, ya que contamos con Software Assurance, lo cual nos brinda beneficios en Azure. Esta opción nos ofrece licencias en Azure a un costo muy bajo únicamente por tener contratado el Software Assurance.

El Software Assurance implica pagar un soporte bianual a Microsoft, lo que garantiza soporte profesional y acceso a todas las versiones del sistema operativo disponibles, sin tener que pagar por nuevas licencias. Lo mismo se aplica a los puestos de usuario. Mientras se continúe pagando, se mantienen los derechos de uso del software y el derecho a recibir soporte profesional.

Si no se cuenta con el Software Assurance, todavía se dispone de soporte profesional, pero proporcionado por Microsoft. Sin embargo, el nivel de soporte no será el mismo. Aquellos que cuentan con Software Assurance tienen acceso a un nivel de soporte premium.

LA GOBERNANZA EN AZURE

Es fundamental establecer un plan de gobernanza en Azure que regule y guíe todas las etapas del proyecto.

En cuanto al cumplimiento de los siguientes elementos, se busca implementar un servicio gestionado para garantizar su adecuación:

FACTURACIÓN Y GESTIÓN DE GASTOS

Uno de los principales temores al migrar a la nube siempre ha sido conocer los costos involucrados.

Anteriormente, era posible que esto ocurriera y calcular los gastos era complejo.

Hoy en día, Microsoft Azure ofrece una calculadora pública en la que puedes especificar tu entorno y las herramientas que utilizarás, y te proporciona el precio total. Si bien ese precio puede variar ligeramente según la evolución de tu entorno, dicha variación será mínima.

¿Qué aportamos nosotros como socios en cuanto al control de costos?

Ofrecemos un control superior mediante herramientas que nos permiten monitorear los gastos, siguiendo buenas prácticas en los siguientes aspectos:

Una práctica muy común y que siempre llevamos a cabo en todos los proyectos es etiquetar correctamente todos los elementos en Azure.

Esto es importante para facilitar la gestión del sistema. Es decir, si se ha realizado correctamente, al hacer clic en una etiqueta específica, como “backup”, aparecerán todos los recursos relacionados con copias de seguridad. De esta manera, ahorramos tiempo en la búsqueda.

Además, esto beneficia el control de gastos, ya que podemos establecer presupuestos por etiquetas. Podemos configurar alertas de gastos y asignar una etiqueta, por ejemplo, como “pruebas y desarrollo”, y fijar un límite de consumo máximo. Cuando se alcance ese límite, se activará la alerta y se bloqueará el consumo, evitando así que se siga consumiendo.

Un uso común o lo que los hackers buscan en gran medida es obtener acceso barato o gratuito para la minería de criptomonedas. Se han detectado casos en grandes empresas que tienen un consumo potente en Azure, con gastos de alrededor de 10.000 o 15.000€, pero no se dan cuenta de que ha habido un aumento de 1.000€ debido a que se han infiltrado en su entorno y han introducido servidores para realizar tareas distintas a las de la empresa, es decir, están pagando a estas personas.

También es posible establecer un gasto diario, realizando una estimación precisa de cuánto gastamos al día. Si se produce un gasto excesivo, recibiremos una alerta que nos llevará a realizar una etiquetado adecuado y resolveremos el problema en un día, si llegara a ocurrir.

Si dentro de sus compañías tienen diferentes centros de costos, las etiquetas y el control de gastos nos sirven para asignar los gastos adecuados a cada uno de los centros de costos que solicitan un servicio.

Por ejemplo, si el departamento de marketing nos ha solicitado algo, ¿quién lo paga? El departamento de marketing, ya que tienen su propio presupuesto. Por lo tanto, se etiqueta como marketing y en la factura recibiremos todos los ítems diferenciados.

SEGURIDAD EN AZURE

Existe una creencia que sostiene que, al estar en Azure y ser de Microsoft, la responsabilidad recae en Microsoft. Sin embargo, esto depende. Se conoce como el Modelo de Responsabilidad Compartida, el cual se encuentra publicado en la página oficial de Microsoft.

Dependiendo de dónde te encuentres:

En un entorno local (On Premise), ¿quién es el responsable? En su mayoría, tú eres responsable desde el principio hasta el final. A menos que cuentes con una empresa que te brinde algún servicio, la cual podría ser responsable de una parte específica.

En un servicio en la nube, ¿quién es el responsable? Siempre la responsabilidad recae en el cliente, ya sea en un entorno local, en IaaS, en PaaS o en SaaS, esto no importa realmente. Los datos son tuyos, los dispositivos son tuyos y las cuentas e identidades con las que accedes también son tuyas, aunque estés utilizando la nube de Microsoft. Ellos no intervendrán para decirte si una contraseña como “1,2,3,4,5,6” es segura, pero si insistes lo suficiente y eliminas las políticas, al final podrías establecer esa contraseña como administrador y responsable que eres.

En un servicio de IaaS, que es el modelo tradicional en la nube, ¿qué NO es responsabilidad mía? El hardware, la identidad y el control de lo que está por debajo, el control de la red, los sistemas operativos, el hipervisor… eso es responsabilidad de Microsoft.

A medida que avanzamos, es natural preguntarnos qué es responsabilidad nuestra y qué corresponde a Microsoft.

En el siguiente gráfico se puede apreciar el nivel de responsabilidad tanto de Microsoft (en gris) como del cliente (en azul) en cada modelo de servicio.

¿Cuál es la limitación que enfrentamos a menudo en términos de seguridad en un entorno tradicional? No contamos con recursos suficientes, hay muchas tareas que dependen de diferentes personas y no podemos hacernos cargo de todas ellas.

En un modelo en la nube, la gestión es mucho más sencilla, ya que en parte contamos con la ayuda de Microsoft, quien se encarga de gran parte de los servicios. Dependiendo del servicio, existe una seguridad compartida. Esto nos permite tener un enfoque más organizado y menos disperso.

Además, podemos centrarnos en identificar las vulnerabilidades. Contamos con más recursos y, además, están centralizados en el mismo panel. Esto nos brinda mucha más información de la que podríamos tener en nuestro entorno local. A veces, incluso puede resultar excesiva la cantidad de información (si activamos todos los sensores). Es necesario activar la seguridad de acuerdo con nuestra capacidad de gestionarla. No sirve de nada tener mucha información si no la utilizamos adecuadamente.

MODELOS DE SERVICIO EN AZURE

  • IaaS (Infraestructura como Servicio): Incluye servidores, redes, etc. En Azure, es muy probable que lo utilices.
  • PaaS (Plataforma como Servicio): Si añadimos una capa de gestión, sistema operativo y herramientas de monitorización y control a un IaaS, obtenemos un PaaS.
  • SaaS (Software como Servicio): O365 es un ejemplo de SaaS. Es una aplicación que se disfruta como un servicio y que utiliza Exchange, SharePoint, OneDrive, Teams, entre otros, en su infraestructura.

Podemos utilizar todos estos modelos de servicio. No tendrás que pagar más por usarlos, solo pagarás por el servicio que estás utilizando. También podemos utilizar combinaciones de ellos, como SaaS+IaaS, etc.

Todas nuestras acciones están regidas por los SLAs (Acuerdos de Nivel de Servicio).

No es cierto que si tienes una máquina virtual en Azure ya está todo resuelto. Hay SLAs específicos para cada máquina, dedicación de la máquina y tipo de máquina (no todas tienen el mismo costo en Azure).

Cuando se realiza un proyecto en Azure, es importante considerar qué se desea obtener y qué tan crítico es el entorno. Si se busca una disponibilidad del 99,9999%, probablemente se requiera una máquina virtual específica, discos de estado sólido y redundancia local (LRS) o global (GRS). Esto proporcionará mayor o menor disponibilidad.

Sin embargo, esto no significa que una máquina normal y corriente se caiga continuamente (casi nunca ocurre). En caso de una intervención en un centro de datos y la necesidad de apagar un servidor, se priorizará a los clientes que tienen SLAs para evitar pérdida de servicios. Para aquellos clientes que no han pagado por esa disponibilidad, si su máquina se cae durante 15 segundos, no se incumplirá el SLA acordado. La garantía que se obtenga dependerá del costo ligeramente mayor o menor de la máquina.

SERVICIO GESTIONADO DE ENCORA

En Encora, ofrecemos todos nuestros proyectos en Azure con servicios gestionados.

Consideramos que Azure es un entorno lo suficientemente complejo como para comenzar desde cero con cargas de trabajo más o menos importantes, o para lograr un diseño óptimo desde el principio.

Creemos que esta es la mejor opción para garantizar el éxito. Además de ayudar en el proyecto de migración, podemos continuar trabajando con los clientes durante meses, el tiempo que sea necesario, hasta que se sientan cómodos trabajando con Azure. Incluso después de eso, seguimos estando disponibles en caso de que nos necesiten durante algún tiempo.

No estamos aquí para quitar trabajo a nadie, ni al departamento de TI ni a nadie más. Nuestro objetivo es ser una extensión, encargarnos de tareas que pueden resultar complejas y que, en el día a día, pueden ser abrumadoras, para que ustedes puedan centrarse al 100% en las necesidades de su negocio. Lo que para ustedes puede llevarles un par de horas, para uno de nuestros técnicos puede resolverse en 10 minutos. Se trata simplemente de optimizar su tiempo.

Ofrecemos una modalidad mensual en la cual nosotros nos encargamos de gestionar toda la infraestructura.

Azure Files es un servicio SaaS propio de Azure que permite almacenar archivos a los que los usuarios pueden acceder. ¿Cómo funciona? A través del protocolo SMB. Hay conectividad entre redes, se resuelve el direccionamiento y los DNS, se validan mediante Directorio Activo y se pueden establecer permisos de Windows, entre otras características.

MÁS ENCORA WEBINARS

Gracias a todos por vuestra asistencia, esperamos que os haya gustado este webinar. Recordad que en nuestra web podéis consultar todos nuestros webinars y que, además, os podéis suscribir a la Encora Newsletter para estar al día de todas nuestras novedades.

¡Hasta la próxima!

Si estás interesado en contactar con el Encora Team para hablar de un proyecto para tu empresa, pulsa en el botón y te llamamos.

Compártelo en redes sociales

SUSCRÍBETE A LA ENCORA NEWSLETTER

SÉ EL RPIMERO EN ESTAR INFORMADO DE LA ACTUALIDAD TIC CON ENCORA

estamos a tu lado en este momento crítico

Nuestro equipo de expertos te ayuda inmediatamente