Entrevista a Joaquín Araújo

Bienvenidos a este nuevo capítulo de Encora Universe

Hoy conoceremos a Joaquín Araújo, una de las personas que mejor conoce la naturaleza, o natura, como el prefiere llamarla.

Joaquín Araújo, un sabio de la Natura

Campesino: dedica la mayor parte de su tiempo a la agricultura, ganadería y silvicultura ecológicas.

Ha plantado aproximadamente un árbol por cada día que ha vivido, unos 26.500.

Luego se empeña en escribir, hacer radio y cine documental, a dar conferencias, realizar exposiciones y al activismo ecológico y cultural desde hace 52 años. Tiene 34 carnets de otras tantas ongs. De algunas fue fundador y presidente. Colecciona sus propias dimisiones.

Está escribiendo sus libros 113 y 114 como único autor. Le han publicado además 11 como coautor y 93 colectivos. A todos ellos acompañan 8 enciclopedias que dirigió y, en parte, escribió.

Sus 2.519 artículos han sido publicados en 159 revistas, 19 blogs y 16 diarios. Y sigue. Actualmente escribe con frecuencia en cinco blogs y dos revistas.

Comisario de 31 exposiciones y autor de los textos de casi todas ellas.

Guionista y/o director de 340 programas de TV, la mayoría documentales.

Ha hecho unos 5.700 programas de radio, casi todos con secciones propias. Dirigió también algunos. Lleva 44 temporadas consecutivas colaborando con RTVE, sobre todo en los matinales de radio.

Tanto en radio como en televisión hizo los primeros directos de Natura de la historia de esos medios en España.

Joaquín Araújo ha impartido unas 2.500 conferencias tanto en España como en una decena de otros países.

Joaquín Araújo
Joaquín Araújo

Le persiguen los premios. De los 50 recibidos destacan: el GLOBAL 500 de la ONU, considerado el más importante del mundo en su campo; el Wilderness Writting (solo hay seis premiados en el mundo); el del BBVA a la difusión de la multiplicidad vital que el más importante que se da en España.

Es el único español al que le han concedido dos veces el Premio Nacional de Medio Ambiente.

Nominado a los Oscar de Hollywood y a los Goya por su participación en Nómadas del Viento.

Es Numerario de la Real Academia de las Letras y de las Artes y medalla de oro de Extremadura. Conllevan el tratamiento de Excelentísimo Señor.

Ha desempeñado 93 oficios a lo largo de su vida.

**Una cuarta parte de todos estos trabajos los ha realizado de forma altruista.

A un Instituto de Enseñanza Secundaria, unas lagunas, un museo, un taller, tres árboles, una fuente, un invernadero, un premio literario, un coctel, una red de reservas privadas y una cima les han puesto su nombre.

Y, sobre todo, pretende , aunque seguramente es imposible, salvar a lo que le salva: la NATURA.

Charla con Joaquín Araújo bajo la sombra de una morera

Invitamos a Joaquín, tras asistir a una de sus conferencias, y aceptó de buen gusto convesar con nosotros, lo que le agradecemos profundamente. Fue el principio de una gran amistad. Tuvimos el privilegio de charlar con él bajo la sombra de una morera en un improvisado plató en nuestro jardín.

Joaquín yo llegué a Sóller hace un año y medio más o menos. Antes vivía en un entorno más de ciudad, en un piso. El estado de ánimo te cambia. Pasar de estar viendo cada día ladrillos y asfalto a ver y escuchar pájaros, a familiarizarte con cada tipo de hojas de los árboles, etc.

El contacto con la Naturaleza nos cambia por dentro?

Si, esto es fácil de comprobar, aunque sea a pequeñas dosis. Pasa que también hay una suerte de aislamiento programado por parte de esa porción tan grande de nuestra sociedad que, no por voluntad propia, sino casi siempre por imperativo impuesto pues que ha decidido no estar en contacto con lo espontáneo.
 
Pero sólo hay que pensar que nuestros cinco sentidos, fueron creados para estar en medio de la naturaleza.
 
Lo que más sentido les da a nuestros sentidos es, precisamente, el placer de las variaciones cromáticas, de la caricia de la temperatura, de los conciertos que nos dan los pájaros y, por supuesto, de algo que, aunque usamos poco los seres humanos pero que, en un lugar como éste se aprecia, es que también tenemos pituitarias para oler los aromas de las flores.
 
Todo eso, es especialmente grato.

El primer día que me desperté aquí, me desperté muy temprano, serían las seis o las seis y cuarto y, provocado por el por el canto de un mirlo, uno tiene una sensación súper agradable, como de un animal que te está diciendo levanta, ya se ha hecho de día y ya puedes empezar a hacer cosas. La mayoría de las personas viven en ciudad, y no pueden disfrutar de eso.

Existe toda una tendencia a estudiar los coros del amanecer de las aves.

Las aves son las portadoras de la música, es decir, que son el arte más abstracto, el arte menos mentiroso, el arte que más nos sensibiliza, pues también está aquí impregnando las facetas de la naturaleza y bendito aquel que lo disfruta.

Siempre había tenido muchas ganas de tener un huerto.

Cuando fuimos a comprar las tomateras, me sorprendió muchísimo ver que valían 10 céntimos de euro, prácticamente regaladas. Cuidar esas plantas, preocuparme de si están secas, si pasan sed, ensuciarte las manos con el barro cuando las cuidas, etc. todo eso, te devuelve a lo más primitivo de nuestro ser humano.

La capacidad de ver crecer algo, es un estimulante, pero no sólo por la satisfacción de que al final comerás algo que tiene que ver con contigo mismo porque le has dedicado un esfuerzo y un cariño, sino que es una escuela.

Es una escuela de cómo funciona el mundo, cómo funciona la naturaleza, incluso la coherencia interna de que el símbolo chino para la palabra vivir, es una planta creciendo. 

La escritura occidental, no tiene nada que ver con la naturaleza, ¿verdad?

Por poner un ejemplo, ya que estamos en un lugar tan afable, fijaros que el término chino para descanso es alguien como tú y yo ahora mismo debajo de la sombra de un árbol. Es la coherencia misma.
 
Vivimos tan despegados de la naturaleza porque hasta nuestro idioma nos arranca del mundo del que pertenecemos y al que deberíamos tener más presente.

¿Y qué ha sucedido para que el ser humano se aleje tanto de naturaleza y viva en ciudades continuamente, viendo cemento, con ruido, sobre todo de automoción?

Bueno, entiendo que somos los únicos capaces de, para empezar, destruir lo que preferimos. A lo largo de la historia de la vida en el planeta, solo pasa con nuestra especie.

Luego, a continuación, hemos considerado que era más importante lo útil y lo práctico que lo sencillo y placentero, así de claro.

Al vivir aquí, en la naturaleza, sin darme cuenta, vemos menos la tele, leemos más, paseamos más, estamos más fuera de casa y no tanto dentro de casa… 
 
Las pocas veces que vemos la tele, son todo desastres, barbaridades una detrás de otra, etc. parece que el mundo se ha vuelto loco. 

Estamos en una espiral clásica de adicción. Se necesitan dosis crecientes de todo.

Es algo que se está canalizando a través de los medios de comunicación y lógicamente, en paralelo, el llamamiento al consumo, a seguir ahondando en esa dirección.

Tenemos un estilo de vida no solo contra la vida, sino contra probablemente lo más importante en nosotros mismos.

¿Qué salida crees que hay para esta civilización?

Quiero decir, nuestros hijos, nuestros nietos, ¿podrán vivir, podrán continuar con una cierta calidad de vida o esto va a peor y el oxígeno se va a convertir en irrespirable y va a ser toda una catástrofe?

Yo estoy convencido. Es una civilización absolutamente bulímica el uso de sobre todo energía y se usa muchísimo más territorio del planeta del que puede soportar el propio planeta.

Esta civilización está agotada en un amplio sentido del término. Pasado mañana tendrá que volver a empezar. Lo harán nuestros hijos evidentemente y yo les deseo pues la mayor de las fortunas.
 
A lo mejor hay que volver a empezar por aprender a leer y a lo mejor si aprendemos a leer pues empezamos a hacer cosas bastante mejor de lo que lo estábamos haciendo.

Podríamos coger como modelo el ser vivo que es un bosque que no consume más de lo que genera.

El bosque es lo más complejo que hay desde que apareció en la vida y por tener un sistema de aprovechamiento de sí mismo.

La economía bosque debería ser absolutamente prioritaria. Quién me enseña a manejar el mundo es el bosque, lleno de sugerencias para todos absolutamente. 

Cómo ha cambiado el mundo el internet, ¿no? 
 
Es realmente una maravilla poder estar comunicados con nueve mil personas que cada día leemos, gozamos de tus comentarios, de tus fotos y que pueden estar dispersas además por todo el planeta e incluso responderte o agradecerte.

Yo desde luego no entiendo la vida sin contacto con la naturaleza, no entiendo la vida sin cultivar mis propios alimentos y no entiendo la vida sin comunicar. 
 
Por supuesto, desde que existen redes sociales, a las que yo fui absolutamente impermeable durante mucho tiempo, y lo sigo siendo a todas menos a twitter que me permite un estilo de comunicación, también me resulta muy sencillo.
 
Yo soy escritor de aforismos. Desde la casilla de la adolescencia he escrito miles y miles y miles de aforismos. Yo podría estar poniendo 100 tweets al día sin agotar los que ya tengo escritos ya que para mí es sencillísimo, pero tengo que hacer una advertencia.
 
Entiéndaseme como una modestísima llave. De lo que se trata es de abrir la puerta y de vivir. Yo, con las redes sociales, animo a mis seguidores a hacer algo de lo que yo hago.

¿Esto sabes a que me lleva a pensar? Realmente la humanidad, en dos, tres generaciones aparentemente han mejorado muchísimo su capacidad de comprensión porque yo recuerdo a mis bisabuelos que eran personas que claro, no existía la radio, no existía la televisión, lo que conocían a lo largo de su vida era lo que veían de familiares, de vecinos, etc., muy pocas personas tenían la posibilidad de viajar… 

El análisis es correctísimo, pero tiene dos vertientes, es decir, el 70% de la humanidad se morirá sin haber recorrido más de 100 kilómetros desde el punto en que nació.
 
Está bastante claro que la movilidad, se ha multiplicado por mil, pero para nada ha llegado a lo que podríamos llamar el conjunto de la humanidad. 
 
Va más gente todavía en burro que en coche. 
 
Es verdad, pocas cosas han cambiado a lo largo de la historia, de nuestra especie, tan rápidamente como el advenimiento de la energía rápida y barata y luego, las tecnologías, eso es indiscutible.

Yo siempre animo a los chavales que estudian informática, por ejemplo, a que realmente sea su pasión. Si tienen que estar toda su vida trabajando en eso, que sea algo que realmente les apasione y les llene.

Tu, en ese sentido, has sido muy afortunado, ¿no? 

Si, yo soy un apasionado de la naturaleza, por lo tanto, también tengo dificultades porque es estar enamorado de todo al mismo tiempo y claro, a veces te quedas absolutamente desbordado.

También hay apasionados destructores de la vida y apasionados destructores de la vida humana, pero sin duda, el aspecto ético debemos tenerlo siempre presente.

Estamos en un mundo donde la ética está perdiendo el valor.  Parece que tener principios, parece que ser coherente está perdiendo valor.
 
Comentas muchas veces, que eres coleccionista de dimisiones, de renuncias por principios y por convencimiento moral a muchas situaciones que te llevaban a tener a tener una buena posición

Lo máximo que llegaron a pedir por mi alma fueron 300 millones por dejar de protestar contra una central nuclear y, por supuesto, la conseguimos cerrar.
 
Vale todo con tal de que usted salga triunfante. Esa es la esa es la moral de los que mandan de verdad, de los grandes financieros, de los grandes banqueros, de los grandes políticos, vale todo con tal de que usted se salga con la suya.
 
Una gran parte de la responsabilidad, de la crisis, es el incumplimiento de las normas dentro de los propios sistemas de funcionamiento, es decir, que los propios que crearon esas normas han decidido no cumplirlas.
 
Eso es el desmoronamiento de un sistema de, sobre todo, normas de convivencia.

Ahora te quería hablar de Félix Rodríguez de la Fuente. ¿Por qué Félix fue una figura tan relevante?

Probablemente por algo que tiene una lectura muy de los tiempos actuales. Cuando Félix Rodríguez la Fuente se convierte en un fenómeno social mediático pues había mucho presupuesto para muy pocos y había muchos para ver lo que hacían esos pocos. Esto no quiere decir que no tuviera un carisma y, es más, dentro de mi propia trayectoria, pues el día que sonó el teléfono y era Rodríguez de la Fuente llamándome para que me incorporara a sus equipos, fue el día que me tocó la lotería, por supuesto.
 
Haber trabajado con él durante seis años yendo todos los días laborables a su casa, que este es un detalle bastante importante, pues claro… 
 
Tenía muchas diferencias con él, pero luego, como es lógico, no solamente aprendí, sino que el hecho de que muriera y que yo fuera el encargado de terminar la totalidad de su obra, sus películas, sus libros, sus enciclopedias… pues todavía me permitió aprender más y enfrentarme ya en solitario.

Joaquín, ¿te sientes muy afortunado con tu vida, con todo lo que has podido crear, con todo lo que has dejado a futuras generaciones? 

Si, y pido perdón.

¿Por qué?

Porque he tenido demasiada suerte. No sé si merecida o inmerecidamente, pero, para lo que le ocurre a la mayor parte de las personas, y no digamos a las que tienen incluso el paraíso al lado y no se dan cuenta, que probablemente es bien triste, hasta los que no son capaces de hacer compatible.
 
Se puede resumir una frase que, lógicamente, uso con alguna frecuencia, yo vivo dónde y con quién había soñado.

En nuestra cultura occidental, estamos muy acostumbrados a celebrar los orígenes, el nacimiento. Siempre nos desligamos de lo malo, ¿verdad?

Si, es una incomprensión manifiesta lo que es la vida.
 
La vida siempre empieza donde termina y probablemente, por eso, cuando alguien, sobre todo si es querido, si tiene algo de significación en tu vida, muere, pues probablemente es cuando tenga más sentido poner algo a crecer.
 
Yo, en ese sentido, cuando murió mi padre decidí que la mejor forma de recordarlo y de que tuviera también un sentido de no acabamiento, era plantando tantos árboles como años había vivido. Luego lo he seguido haciendo en honor a personas muy queridas como Miguel Delibes, José Antonio Labordeta, José Luis Sampedro… personas que han influido en mi propia vida y que además pues eran ejemplos de coherencia y de honestidad.

Tú has plantado miles y miles y miles de árboles.

Con mis manos 24.000 y a través de mis iniciativas un millón y medio que han plantado otros pero que eran proyectos que yo llevé a diputaciones, entidades financieras…

Yo eso mismo lo he hecho, pero con el nacimiento de Àxel. Planté un aguacatero y un Ginkgo Biloba y me gustaría enseñártelos.

Ya sabes que soy árbol adicto, vamos.

En Encora nos sentimos afortunados por haber podido compartir esta jornada con Joaquín Araújo. Charlar, pasear por la Serra de Tramontana y aprender de su enorme sabiduría.

Joaquín Araújo nos ha regalado momentos de intensa felicidad y nos ha abierto los ojos a la vivacidad y a la convivencia con nuestro entorno.

Muchas gracias por compartir con Encora TV todo tu conocimiento y haber aceptado nuestra invitación.

Hasta aquí este capítulo de Encora Universe.

Nos vemos en el próximo programa de Encora TV.

Si estás interesado en contactar con el Encora Team para hablar de un proyecto para tu empresa, pulsa en el botón y te llamamos.

Compártelo en redes sociales

Share on twitter
Share on linkedin
Share on email
Share on facebook
Share on telegram
Share on whatsapp

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.